lunes, 13 de febrero de 2012

Pasteles de Belem


El año pasado, en Semana Santa, estuve de viaje por Lisboa. Una ciudad que me encantó. Sus barrios, tan distintos, el Tajo, los tranvías y elevadores, el Puente 25 de Abril que recuerda al Golden Gate de San Franciso, la Plaza del comercio, el Monasterio de Los Jerónimos y como no, Belem y sus pasteles. 


Estos pequeños pastelitos, son únicos en el mundo, ya que la receta original es un secreto desde hace más de 200 años y se dice que sólo la conocen 3 personas. Es por esto que mi receta probablemente no es la original (esto parece una quiniela) pero tanto en aspecto como en sabor, son muy, muy parecidos. Los originales si queréis probarlos, os animo a ir a Belem en concreto a la única pastelería que tiene la receta original. 


Ingredientes: 

  • 1 masa de hojaldre 
  • 150 gr de azúcar avainillado
  • 75 gr de maizena
  • 200 ml de nata
  • 600 ml de leche
  • 3 huevos
  • Mantequilla
  • Azúcar glas
  • Canela
Elaboración: 

Precalentamos el horno a 210ºC. 
Untamos las flaneras con mantequilla. Utilicé flaneras de unos 7 cm de diámetro. 
Extendemos la lámina de hojaldre preparado, en mi caso utilicé la del Lidl que es de las mejores que he probado. Cortaremos rectángulos de un tamaño aproximado a 8x4 cm. y forramos la flanera uniendo los bordes haciendo forma de cuenco. La altura del pastelito debe ser alrededor de 3-4 cm por lo que el hojaldre no debe recubrir todo el molde. 

Ponemos a calentar la leche con la mitad del azúcar. Por otro lado, mezclamos los huevos con el azúcar hasta que empiecen a blanquear, es entonces cuando añadiremos la nata y la maizena y reservamos.  Cuando la leche comience a hervir, añadimos la mezcla anterior y no dejamos de mover a fuego lento para que no se agarre. La crema estará hecha cuando comience a hervir y espese, en este momento verteremos la mezcla sobre las flaneras, dejando unos milimetros de diferencia del borde del hojaldre con la crema, porque puede crecer en el horneado. 

Meteremos en el horno a 210ºC durante 20 min y 10 minutos más a 240ºC para que se forme la película superficial. 
Cuando haya transcurrido el tiempo de horneado sacaremos los pasteles y los dejaremos enfriar colocándolos hacia abajo, es decir, como desmoldaríamos un flan. 

Los pasteles de Belem se suelen comer calientes y espolvoreados con azúcar y canela. 



6 comentarios:

  1. Tienen una pinta deliciosa........ me llego la receta, porque la probaré.

    Besos y buena semana.

    ResponderEliminar
  2. Qué ganas tengo de hacerlos... no me pierdo la receta!

    ResponderEliminar
  3. Pues los tuyos tienen una pinta que nada envidian a los de Belem... exquisitos
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Que recuerdos, me encanta tu entrada y con esas fotos de Lisboa. ¡Que bonito!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. los haré este fin de semana, si puedes dinos cuantos huevos lleva, no lo pusiste. yo calculo que dos o tres. besos

    ResponderEliminar
  6. Gracias anónimo, por el apunte. Son 3 huevos, ya está modificado. Besos

    ResponderEliminar