martes, 18 de octubre de 2011

Gulash o Goulash





Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de octubre nos invita a preparar un clásico de la cocina húngara: Gulash


El Gulash es un plato tipicamente húngaro elaborado con carne de ternera o cerdo, pimiento, cebollas y pimentón. En su idioma original, la palabra gulash (gulyás) significa rebaño de bueyes o vacas. 

Parece que la fama y extensión de este plato se debe a los hombres que iban de servicio militar a Hungría Oriental y que luego fueron trasladados a Viena. Aunque en un principio era basicamente un plato de ternera con cebolla, hoy en día, la paprika o pimiento se considera un elemento fundamental del gulash, y también se puede preparar con carne de cerdo.

Así, se pueden encontrar variantes de este plato en todos los países alrededor de Hungría. El aspecto es muy parecido al ragú o la carne estofada, aunque también existe una variedad de sopa. 



La receta que he utilizado está extraída de "Enciclopedia culinaria. La Cocina Completa" de María Mestayer de Echagüe, conocida como la Marquesa de Parabere, publicado en 1933. 


Ingredientes:  

  • 700 gr de morcillo de buey
  • 250 gr de cebollas
  • 500 gr de tomates
  • 700 gr de patatas
  • 2 cucharadas de harina
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada muy llena de paprika
  • Laurel, tomillo y perejil
  • 3 dl de caldo o agua



Elaboración: 


Cortar la carne en trozos de unos 100 gr de peso cada uno y sazonar con sal. Poner en una cacerola al fuego la manteca (yo puse unas 3-4 cucharadas de aceite), y cuando esté bien caliente, echar la carne. Al empezar a dorarse se agregan los ajos y las cebollas cortadas en trozos. Rehogar todo con calma hasta que esté bien dorado. En este momento sazonar con  sal, paprika y harina. Dar unas vueltas y añadir los tomates partidos en trozos, también se les habrá quitado la piel y las pepitas. Añadir un manojo atado de perejil, laurel y tomillo y cuando rompa a hervir meter en el horno (180ºC) y cocer durante dos horas.   
Añadir las patatas mondadas y cortadas en trozos y el caldo o agua. Volver a meter en el horno y cocer hasta que quede bien reducida la salsa y las patatas cocidas. 





1 comentario: