martes, 25 de octubre de 2011

Brioche







Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de octubre nos invita a preparar un bollo clásico francés: un brioche. 



Brioche, también conocido como pan de yema, bollo de leche o suizo, es un tipo de dulce de francés ligero pero sabroso, típico de la región de la Alsacia y hecho a base de una pasta con huevos, levadura, leche, mantequilla y azúcar. 

Existen muchas variedades de brioche, uno de los más conocidos es con pasas, pero también puedes encontrarlos con frutos secos, pepitas de chocolate, perlas de azúcar por encima o relleno de crema. Una variedad muy conocida es el panettone italiano horneado en molde de campana muy alto. La primera vez que aparece la palabra “brioche” escrita es un libro en 1404, parece que es una adaptación de un pan normando. Es muy conocida una frase de la Reina Maria Antonieta, esposa de Luis XVI, “Si el pueblo tiene hambre, que coma brioche”, según contó Rousseau en su libro autobiográfico Confesiones. 

Para 6 trenzas 

Ingredientes:  

 250 ml de leche tibia 
15 g de levadura fresca 
500 g de harina 
10 g de sal fina 
3 huevos 
200 g de mantequilla ablandada 

1 cucharada de agua de azahar
30 g de azúcar blanquilla 

1 huevo para pintar 

Azúcar mojada
Elaboración:
Mezclar la leche tíbia y la levadura en un cuenco, disolver bien. Tamizar la harina en un bol y añadir la sal y el azúcar. Mezclar y hacer en el centro un agujero a modo de volcán. En este espacio verter la leche y los huevos. Mezclar bien y añadir poco a poco la mantequilla en trozos. Amasar en una encimera, hasta que la masa deje de pegarse. Añadir mientras se amasa, una poca harina. Cuando la masa esté brillante dividirla en 6 trozos. Cada uno de estos trozos los dividiremos en 2, uno el doble de grande. Les daremos forma de "churros", uno el doble de largo que el otro. Doblar el mas largo en forma de U y en el centro poner el tercer "churro". Hacer una trenza. Ponerlas en la bandeja del horno con papel de hornear. Dejar espacio entre ellas porque cuando crezcan lo harán hasta duplicar su volumen. 
Precalentar el horno a 50ºC. Meter en el horno las trenzas y dejar durante 20 minutos o  hasta que doblen su volumen. Sacar del horno y pintar con huevo batido y azúcar húmeda (azúcar con agua).
Precalentar el horno a 200ºC. 
Hornear las trenzas a esta temperatura durante 20 minutos o hasta que este doradas. 
Dejar enfriar en unas rejillas. 


9 comentarios:

  1. Mari, tiene un corte excepcionar......
    Y las fotos preciosas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Que pinta. Tienen que estar estupendos.

    ResponderEliminar
  3. Menuda pinta tiene seguro que esta de vicio!!

    ResponderEliminar
  4. Muy, muy ricos, súper esponjoso, doradito delicioso, vamos, una maravilla!!!

    ResponderEliminar
  5. Que esponjoso te ha quedado, ese corte se ve divino. Me gusta¡¡. Un besin

    ResponderEliminar
  6. Te ha quedado perfecto, tiene una pinta estupenda. Me ha gustado mucho la propuesta de este mes y creo que tú la has bordado.
    Un bestio.

    ResponderEliminar
  7. Mari! Que rico lo que haz cocinado, realmente se ve muy esponjosito tu brioche y la forma de trencita le ha quedado genial. Besitos!

    ResponderEliminar
  8. Mari te ha quedado estupendo y me ha encantado el corte un besazo
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Te han quedado geniales y se ven muy esponjosos¡¡¡¡¡¡¡¡

    saludos Chez Glace

    ResponderEliminar