lunes, 26 de septiembre de 2011

Crumble de Melocotón



Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de septiembre nos invita a preparar un postre clásico británico: crumble


El crumble es un pastel clásico inglés hecho con frutas, se elabora con diversas frutas, y se cubre con una mezcla de harina, manteca y azúcar. Todo ello se introduce al horno y se sirve y degusta caliente. Por este motivo es frecuente acompañarlo con natillas, helado o alguna compota. 

Parece que el crumble surgió en la I Guerra Mundial debido al racionamiento que sufrían la población en esta época, esto hizo que se idearan el modo de obtener de una vez la energía necesaria, a pesar de este origen práctico, hoy en día es un plato muy valorado. 


En Estados Unidos existe un plato muy parecido conocido como Fruit Cobler o Crisp, aunque este por regla general se cubre con un masa más parecida a un bizcocho. Las frutas más usadas son la manzana, arándanos, melocotones, ciruelas o ruibarbo. En la cubierta además de la base de mantequilla, harina y azúcar podems incluir nueces, almendras u otros frutos secos, incluso se puede llegar a usar crema ácida lo que aporta un sabor más extravagante a la crumble. Se puede espolvorear la supeficie con azúcar moreno para conseguir un caramelizado, e incluso se puede hacer esta superficie con galletas molidas o cereales, aunque no es lo tradicional. 


Relleno: 

5 melocotones maduros
4 cucharadas soperas de azúcar

Cobertura: 

50 g de mantequilla
150 g de harina de todo uso
una pizca de sal
50 g de azúcar

Precalientar el horno a media temperatura y colocar la bandeja a media altura.
Partir los melocotones en dados y colocarlo en un molde, o como en mi caso en una fuente apta para horno. Espolvorear con azúcar y reservar. 


Para preparar la cobertura: ponemos en un bol la harina con la sal, colocar la mantequilla en cubitos y hay que trabajarla con la punta de los dedos, de forma que vaya haciendo “migas”. Añadir el azúcar y seguir mezclando con los dedos del mismo modo.

Echar las migas sobre las ciruelas y llevar al horno, hornear de 40 a 45 minutos o hasta que dore.

En mi caso lo he servido acompañado de yogur griego. 




5 comentarios:

  1. .... qué rico! me he quedado con las ganas de hacer crumble de melocotón, de manzana, de frutos rojos... cuando lo haga, echaré encima yogur griego, como tú dices!

    ResponderEliminar
  2. q bueno! tiene un apinta fantastica! me encanto tu crumble

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa, muchas gracias por pasarte por mi blog y apuntarte a mi sorteo. eso me ha traido hasta el tuyo y me quedo de seguidora porque es estupendo. este postre de melocontón debe estar delicioso. un besazo.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Te ha quedado un crumble estupendo y la idea de servirlo con yogur griego me parece muy original. Me quedo de seguidora. Besos.

    ResponderEliminar