sábado, 14 de mayo de 2011

Mini Bundt Cake de Vainilla y Chocolate



La semana pasada estuve de compras y me encontré unos moldes de mini bundt cake que han sido la excusa perfecta para hacer estos bizcochitos que todo el mundo recomienda por su esponjosidad. Además, hace unas semanas, también compré colorantes alimentarios y todavía no los había probado, por ello también los utilicé.
Me han sorprendido bastante el resultado, tanto por el color como por lo esponjosos y buen sabor de estos dulces.
La receta la he obtenido del blog lifesafeast.blogspot.com, que tiene algunas propuestas muy buenas. Si queréis consultar su receta aquí la podéis ver.

Ingredientes:
5 huevos grandes
150 de azúcar (150 g)
½ cucharadita de vainilla
95 gr de harina de repostería
1 cucharadita de levadura química
¼ cucharadita de sal
3 cucharadas de leche
30 gr de mantequilla
2 gotas de zumo de limón

Elaboración:
Precalentar el horno 180ºC. Untar los moldes de los mini bundt cake con mantequilla.

Separar las yemas y las claras de 3 huevos. Colocar las yemas en un bol grande y las claras en otro bol. Agregar los dos huevos enteros a las yemas.

En otro bol mezclar la harina tamizada con la levadura química y la sal.

En una cacerola pequeña calentar a fuego lento la leche y la mantequilla hasta que la mantequilla esté derretida. Una vez derretida, retirar del fuego y reservar.

Batir los huevos y las yemas junto con 6 cucharadas de azúcar (el resto del azúcar se dejará para las claras) hasta que obtengamos una pasta espesa, suave y esponjosa, en este momento añadir la vainilla.
Por otro lado, añadir a las claras de huevo unas gotas de limón y batir con varillas hasta que esté espumosa, en este momento ir agregando el azúcar poco a poco.
Añadir las claras de huevo batidas a la pasta de huevos y yemas batidas y posteriormente añadir la mezcla de harina tamizada. Ir mezclando suavemente, intentando que no bajen las claras batidas. Cuando esté bien mezclados todos los ingredientes, verter en los moldes, llenándolos hasta los 2/3 de su capacidad.
Antes de verter en los moldes, dividí la mezcla en 3 y le añadí las gotas de colorante. Los amarillos son el color original, es decir, sin colorante. Para obtener el color verde, les añadí 4 gotas de azul y para los rosados-anaranjados añadí 5 gotas de rojo.
Hornear durante 15-18 minutos. Deben estar dorados y esponjosos. Desmoldar despegando suavemente de los bordes con un cuchillo afilado. Dejar enfriar sobre una rejilla porque si los dejamos en una base se adhieren.
Cuando estén fríos, se adornan con chocolate fondant al gusto.

1 comentario:

  1. Son muy hermosos, y tienen muy buena pinta! Me gusta mucho tu molde.

    besos

    ResponderEliminar